miércoles, 6 de febrero de 2019

EL DIA A DIA DEL SPORTING

Los jugadores del Sporting con su entrenador, José Alberto López, a la cabeza estaban citados está mañana, a las 10:30, en la escuela de fútbol de Mareo, para seguir preparando el encuentro del próximo viernes, a las 21:00, en la que los gijoneses se enfrentarán al Club Atlético Osasuna, encuentro que se jugará en el estadio municipal del Molinón Enrique Castro "Quini", correspondiente a la jornada 25 de la Liga 1/2/3.

Si Carmona y Babin fueron los damnificados federativamente hablando en el Francisco de la Hera, al haber visto respectivamente la quinta tarjeta amarilla, Canella, Peybernes y Geraldes lo fueron en el aspecto físico, al regresar con contusiones en tobillos y rodillas. Ayer recibieron tratamiento médico y se sometieron a fisioterapia, y hoy se reintegraron a un entrenamiento que tuvo la antesala de una charla técnica de análisis con vídeo, seguida de trabajo en el gimnasio.

Quien no toma parte en la sesión, además de Isma Cerro, son Cofie, con problemas en sus isquiotibiales derechos, y Blackman, con una tendinitis rotuliana. De otro lado, Pablo Pérez fue derivado a su domicilio. El gijonés sufre un síndrome gripal. Fue llamado a entrenarse el jugador del filial Pablo Fernández.

El equipo rojiblanco volverá a entrenarse mañana en Mareo a las 10.30 horas en una sesión a puerta cerrada, que será la última previa al encuentro frente al emergente Osasuna (21 horas, en El Molinón).

No hay comentarios :

Publicar un comentario