martes, 9 de octubre de 2018

RAYO MAJADAHONDA, 2- SPORTING, 1 (FINALIZADO)

El Sporting perdió por 2-1 ante el Rayo Majadahonda en su campo del Wanda Metropolitano, en el que ha sido el primer encuentro entre ambos equipos y la primera vez también que el Sporting visitaba este campo, feudo del Atlético de Madrid. El tanto rojiblanco fue obra de Carmona, en la segunda mitad, cuando el marcador era favorable a los locales por 2-0. Sus tantos llegaron en sendos contraataques.

Tarde-noche con nubes y claros y unos 15 grados de temperatura. Pese a ser lunes, presencia de cerca de un millar de entusiastas seguidores sportinguistas entre los que se desplazaron desde Gijón y la colonia residente en la capital. Fueron alojados en la zona baja de Tribuna. El Sporting jugó con su primera camiseta, rojiblanca, si bien se vio bligado a cambiar los habituales pantalones y medias por las de color rojo. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Antonio Muñoz, padre de un jugador del fútbol base del equipo local. 4.508 espectadores. Iza y Canella oficiaron de capitanes.

Babin por Álex Pérez fue la única novedad en el once inicial rojiblanco, en el que Baraja dispuso para el ataque un 4-4-2 con Lod como segundo delantero junto a Djurdjevic. En el cuadro madrileño, un aparente 5-3-2.

El partido arrancó con dominio rojiblanco y con el balón en campo contrario. En el minuto 7 el Sporting había tenido tres llegadas a la portería rival. Sólo le faltaba atinar en los metros finales. El primer acercamiento de los locales a la portería de Diego Mariño fue en el minuto 10, en una jugada anulada por fuera de juego. Tres minutos después, el guardameta del cuadro gijonés detendría en dos tiempo un remate raso.

Cumplido el primer cuarto de hora de partido, el Rayo, fiel a su estilo de juego, buscaba el protagonismo del balón. En el minuto 17 salía desde atrás el Sporting, prolongaba el Sporting una acción de ataque, que finalizó con un disparo de Álvaro Jiménez. Lo sacó la defensa a córner. A continuación dispuso de una falta el equipo gijonés. Tras el rechace, remató Molinero. De nuevo la sacó con apuros la defensa rayista.

En el 21 el colegiado se dirigía al banquillo del cuadro madrileño para amonestar a Isaac Carcelén. En el 31 el que veía la tarjeta amarilla era André Sousa. Nico entorpecía un saque de banda y le costaba también ser amonestado en el 34.

El Sporting presionaba la salida de balón de los de Majadahonda, que trataban de hacerse con su control de un partido que pasaba por distintos ritmos de juego.

En el 44 recuperó el balón el Rayo en el centro del campo, lo que propició una contra de Enzo Zidane, que sirvió a Aitor García: remató con la derecha batiendo a Diego Mariño. Era el 1-0 con el que los dos equipos tomaban el camino de los vestuarios.

La segunda mitad se inició sin cambios y con una tarjeta para Aitor, tras una falta en el centro del campo. La veía dos minutos después Carmona.

Con la ventaja tomada en el marcador, el Rayo Majadahonda no tenía prisas. Trataba de tocar y el Sporting, de adelantar líneas. Estaban claros los papeles para la segunda mitad.

Canella era amonestado en el 63, y en el  65 Baraja introducía un doble cambio. Entraban Blackman y Nacho Méndez. Se marchaban Djurdjevic y Sousa. De seguido Iriondo daba entrada a Fede Varela, que lo hacía por Nico.

Una falta sobre Carmona le costaba la amarilla a Luso en el 71. El mallorquín la ejecutaba y despejaba de puños Basilio. El encuentro se convertía en un monólogo atacante del Sporting. Le faltaba culminarlo. Chutaba desde la frontal Lod y detenía el guardameta.

Cuando más volcado estaba el Sporting, con el Rayo metido en su campo, el equipo madrileño salió a contraataque y logró marcar. El segundo tanto lo firmaba Iza. Corría el minuto 75.

En el 78 el balón se paseó por delante de la portería local, pero no pudo meter la pierna ningún jugador rojiblanco. En el 80 Baraja agotaba los cambios. Lod dejaba su sitio a Traver, que debutaba en el Sporting en partido oficial.

En el 82 marcó Carmona tras un chut inicial que le sacó la defensa bajo los palos a Traver (2-1). Los minutos finales continuaron siendo un continuo ataque rojiblanco, pero a su mordiente le faltó esa dentellada final que tuvieron a la contra los locales en sus dos acciones de gol. Los puntos se quedaron en el Wanda Metropolitano pese a lo mucho que lo intentó el Sporting.

No hay comentarios :

Publicar un comentario