domingo, 27 de octubre de 2019

SPORTING, 4- REAL ZARAGOZA, 0 (FINALIZADO)

Isma Cerro celebrando el primer gol ante el Real Zaragoza
El Sporting ganó por 4-0 al Zaragoza en partido correspondiente a la jornada 13, disputado en El Molinón.

Tarde primaveral en Gijón con 21 grados de temperatura, nubes y claros, y terreno de juego en buen estado. El equipo gijonés lució brazaletes de luto por el exjugador rojiblanco José Luis (Prado Sánchez), quien vistió durante tres temporadas la camiseta sportinguista, entre 1948 y 195. Se estrenó el nuevo balón de invierno, con un diseño multicolor muy diferente al de anteriores temporadas. Oficiaron de capitanes Babin y Javi Ros. El Zaragoza jugó con su segunda equipación, camiseta amarillas con ribetes negros, color a su vez de medias y pantalones. Presencia en las gradas de algo más de un centenar de seguidores aragoneses. 19.478 espectadores. Al término del partido hubo control antidopaje.

José Alberto repitió el mismo once inicial que regresó la pasada jornada con los tres puntos de Elche, un 4-2-3-1. Por su parte, Víctor Fernández se decidió por jugar con tres centrales.

Apenas se llevaban tres minutos de partido cuando Manu García hizo gravitar en torno a él el partido para generar una acción de videoteca. Su servicio para Djuka le dio continuidad el serbio para que marcar Isma Cerro. Era el 1-0. 

Dos minutos después a punto estuvo Manu de fabricar otra acción de orfebrería. La afición rojiblanca se levantaba de sus asientos.

En el 14 era amonestado Grippo por una falta sobre Aitor, que se le marchaba por la banda.

En el 20 se marchó por la banda derecha Djuka, que metió el esférico para Aitor. El balón le llegó forzado y se le fue el remate desviado.

El centro del campo se poblaba de jugadores.

En el 29 Gippo frenaba en falta a Manu García. Le costaba la segunda tarjeta amarilla y consecuentemente, la expulsión. El Zaragoza se quedaba con uno menos. 

En el 32, buen control y remate de Djuka, pero el árbitro anulaba el gol por fuera de juego. Un minuto después galopaba por la derecha Isma Cerro, que cambió el juego para Aitor. El centro del onubense a Djuka le pasó por encima por muy poco.

En el 38 llegó el 2-0: Manu García abrió con destreza a la izquierda, banda que Aitor convirtió en una autopista. Se metió hacia adentro, levantó la cabeza, aguantó la salida del guardameta y se la coló a gol.

El Zaragoza había asumido riesgos, adelantando metros. El Sporting supo aprovecharlo.

El 2-0 daba tranquilidad a los rojiblancos, que iniciaron sin cambios la segunda mitad. Sí hubo un relevo en el cuadro maño, con la entrada de Nieto por Kagawa.

Djuka inició la segunda mitad pisando el áre. En una le salió a los pies el guardameta y en otro no conectó por muy poco con un balón en cuya búsqueda se lanzó en plancha.

Manu García se sentía cómodo y desplazaba el balón abriendo a las bandas.

Cumplidos los diez minutos de esta segunda mitad, José Alberto daba entrada a Álvaro Vázquez por Djuka. Mantenía el dibujo.

Con uno menos, al Zaragoza le costaba desarrollar su juego de posesión.

En el 13 Babin pedía el cambio, debido a una lesión muscular. Entraba Carlos Cordero por él. Molinero se ponía el Brazalete de capitán.

Manu García seguía con la batuta. En el 17 adelantaba el balón en el área para Álvaro Vázquez, que se acomodó el balón y chutó cruzado. Salió fuera por poco.

El siguiente en mover el banquillo fue el Zaragoza, con la entrada de Álex Blanco por Soro (minuto 20).  A continuación entraba Linares por Luis Suárez.

En el 24 Aitor se marchó de su par y en el regate final al portero se quedó sin campo. En el 25 agotaba también los cambios el Sporting con la entrada de Carmona por Isma Cerro.

El Zaragoza trataba de dar nuevamente un paso adelante y de nuevo se encontró con Aitor en una acción en la que Unai Medina centró desde la derecha, Álvaro Vázque le hizo el control y el exterior chutó cruzado a gol. Corría el minuto 30 de esta segunda parte (3-0).

Enel 41llegaba el 4-0, al que le puso firma Álvaro Vázquez. Le habían adelantado el balón por la derecha desde el medio-centro, metió la directa y chutó certero. Repitió por la izquierda, pero en esta ocasión metió los puños el guardameta.

El partido quedaba claramente cerrado para los intereses rojiblancos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario