domingo, 27 de agosto de 2017

SPORTING, 2- C.D. LUGO, 0 (FINALIZADO)

Carmona celebrando el primer gol del Sporting
El Sporting ganó por 2-0 al Lugo en partido correspondiente a la segunda jornada de LaLiga 1/2/3, que contó con el arbitraje del colegiado leonés Jorge Valdés Aller. El Sporting fue a más a lo largo del encuentro. Los dos tantos llegaron en la segunda mitad, obra de Carmona y Santos, respectivamente.

Primer partido de la temporada en El Molinón. 23.905 espectadores. Tarde con más nubes que claros y más de 25 grados de temperatura al inicio del encuentro, que dio paso al final de la segunda parte a una tormenta con aparato eléctrico. Terreno de juego en buen estado. Canella por el Sporting y Seoane por el Lugo oficiaron de capitanes. El equipo gallego jugó con su segunda equipación, de color negro con ribetes azules, y medias blancas. Debutó en el equipo sportinguista el jugador del filial Nacho Méndez.


Partido de extraordinario ambiente en El Molinón. Había hambre de fútbol en el entorno del equipo rojiblanco, que superó la barrera de los 24.000 abonados.

El encuentro comenzó muy abierto. Scepovic se situó en punta, con Santos buscando la movilidad y los espacios desde el enganche. El Lugo, por su parte, trató de estirar líneas también desde los primeros compases, presionando la salida del balón de los gijoneses.

En el minuto 7, tras un saque de esquina, que originó una acción peinada, Carmona no llegó por muy poco al balón. Se lo quitó del pie el guardameta cuando se disponía a rematar. Previamente lo había intentado de cabeza Scepovic a pase de Rubén García.

Era un partido de mucho desgaste, con el balón recorriendo metros de área a área. El cuadro gallego poblaba el centro del campo y obligaba al Sporting a asumir riesgos en los desplazamientos largos.

La Mareona espoleaba al equipo y la temperatura del partido subía por momentos. Pese a ello, el Sporting no estaba cómodo sobre el terreno de juego.

El Lugo buscaba sus oportunidades a balón parado. Con el 0-0 inicial se alcanzó el descanso.

Para la reanudación Paco Herrera dio entrada a Moi Gómez por Nacho Méndez. Quería darle más profundidad al ataque desde el centro del campo, al que se añadió también Carmona.

El Sporting trataba de hilvanar su juego arriba, pero no acababa de encontrarse en los metros finales.

En el minuto 54, tras una galopada de Rubén Garcia, el balón que metió en el área para Santos lo remató cruzado el uruguayo. Su disparo salió fuera rozando el poste. Señalaría fuera de juego el colegiado. No obstante, el Sporting comenzaba a ver las cosas de otra manera.

En el 57, en una magnífico centro de Rubén, remató Scepovic de cabeza en boca de gol. Blocó el guardameta lucense.

Se estiraba el Sporting y cuando corría el minuto 16 de esta segunda mitad llegó el gol rojiblanco, que firmó certero Carlos Carmona, tras un balón peleado y servido por Santos.

En el minuto 66 Scepovic entregó por la derecha a Rubén, que penetró en el área tras salvar a varios jugadores rivales. Su centro lo despejó con muchoas apuros el conjunto lucense a córner. Insistía el Sporting.

Carmona era amonestado en el minuto 70 tras frenar una salida por la izquierda del conjunto gallego.

El equipo rojiblanco se encontraba mucho más cómodo. El partido había ido caminando hacia su terreno.

Michael Santos celebrá el segundo gol del Sporting ante el Lugo
En el minuto 27 llegó el 2-0, cuando Santos metió la cabeza a la altura del primer poste, sorprendiendo al guardameta gallego y a su defensa.

De inmediato tenía que ser suplido Barba por Álex Pérez. El italiano tenía molestias en el adductor izquierdo. 

En el 80 el que se marchaba también lesionado también con problemas musculares era el otro central, Juan Quintero. Entraba por él Isma López. Canella pasaba a posicionarse como central izquierdo, una demarcación totalmente novedosa para el de Pola de Laviana.

El Sporting había agotado los cambios.

En el minuto 87, tras una jugada personal, Rubén García remató a las manos del guardameta.

Cuando pasaban dos minutos, Santos volvió a tener otra buena opción, tras aprovechar bien el espacio que había dejado el cuadro gallego.

Con cuatro minutos de tiempo añadido, los rojiblancos tenían el partido a su favor para alcanzar el pitido final. Los tres puntos se quedaron en El Molinón.

No hay comentarios :

Publicar un comentario