domingo, 28 de octubre de 2018

DURANGO, 2- SPORTING B, 1 (FINALIZADO)

Once del Sporting B ayer en Durango
Una tarde lluviosa y fría en el corazón de Vizcaya recibió al filial sportinguista para medirse a la Cultural de Durango. José Alberto López dispuso a Javi Benítez, Bogdan Milovanov, Carlos Cordero, Alex Zalaya, Pelayo Suárez, José Gragera, Pablo Fernández, Pedro Díaz, Pelayo Morilla, Berto González y Gorka Santamaría.

El césped de hierba sintética de Tabira y la lluvia tuvieron parte de protagonismo durante el encuentro que empezó de manera difícil para los intereses sportinguistas debido al tempranero gol de Amorrortu. Un mal despeje del balón en la corona del área permitió que el balón le llegase al punta y anotase el primero del partido. Los rojiblancos no se vinieron abajo y dos minutos después, Pablo Fernández tuvo una de las ocasiones más claras para empatar pero su potente disparo fue despejado por el portero local, Errasti. Los minutos pasaban y el filial seguía buscando el camino para la portería vasca pero los locales estaban muy bien posicionados sobre el césped artificial. Pese a ello, Bertín se zafó de sus marcas y estuvo a punto de llegar a un balón largo que hubiese sido franco para lograr el empate.

La segunda parte comenzó con la primera sustitución del encuentro. Chiki reemplazó a Pelayo Morilla y la primera jugada fue muy peligrosa a favor de los rojiblancos. Un balón despejado al borde del área acabó disparado por Bogdan y el rechace lo engatilló Pablo Fernández que se fue fuera por poco. La Cultural de Durangos seguía bien asentada en el terreno de juego, aprovechando la ventaja en el marcador, pero el filial seguía teniendo sus ocasiones aunque no acababan en la portería como una asistencia con el pecho de Gorka Santamaría a Pablo Fernández que acabó fuera. En el minuto 65, Zalaya tuvo la ocasión más clara de la segunda mitad. Un saque de esquina de Pedro Díaz lo remató el aragonés de manera potente pero el testarazo se fue por encima del larguero. Los rojiblancos buscaban de todas las manera el empate y Chiki y Bogdan tuvieron dos ocasiones claras pero el fútbol son momentos y en el segundo remate a portería de los de Durango, Galarza hacía el 2-0 de cabeza. Un gol que fue un jarro de agua fría para el filial aunque, en una de las últimas ocasiones, Pedro Díaz disparó desde lejos colocando el balón en la red y dejando el resultado final de 2-1.

Al finalizar el partido, José Alberto López pasó por la sala de prensa donde resumió el partido en la falta de intensidad en la primera parte y que el equipo tuvo ocasiones de sobra para ganar el partido pero esta vez la pelota no entró.

No hay comentarios :

Publicar un comentario