lunes, 10 de septiembre de 2018

EL DUELO ENTRE EL DEPORTIVO Y EL SPORTING SIGUE EN LAS REDES SOCIALES

Isaac Cofie viendo una de las amarillas el domingo en Riazor
A veinticuatro horas de haberse jugado el encuentro entre el Deportivo de la Coruña y el Real Sporting de Gijón, y de haber acabado con victoria coruñesa por un gol a cero, el partido sigue siendo centro de atención, debido fundamentalmente a la actuación del arbitro del encuentro el vasco Gorka Sagués Oscoz, que tuvo una gran relevancia en el resultado fínal.

Sagues Oscoz dio un recital de lo que es un arbitraje casero, no midiendo igual a los dos equipos, lo que para los visitantes eran amarillas, para los locales no eran ni falta, y estas decisiones hicieron que los gijoneses volvieran a la capital de la Costa Verde con cero puntos. Todo empezó en el minuto 29 del primer tiempo cuando el colegiado le mostró la primera tarjeta amarilla a Isaac Cofie, después de que el jugador africano sufriera una falta clamorosa en el centro del campo, dicha jugada término en un penalti que solo vio Sagués Oscoz, de Babin sobre Carlos Fernández, fue tan riguroso que incluso el propio jugador del Deportivo dice que Cofie lo derribo, y que por eso vio la amarilla, cuando el centrocampista del Sporting estaba a más de 20 metros de dónde se produce la jugada, el penalti es repelido por un gran Diego Mariño. Pero la actuación del arbitró no términa ahi, sino que en el minuto 75 le muestra la segunda tarjeta amarilla, que a la postre sería su expulsión, pero la jugada viene precedida de que el balón sale por la banda, antes de la polémica jugada. Ya con diez y ya en el tiempo de descuento se produce un empujon en el area del Sporting de Fede Cartabia sobre Molinero, pero otra vez el colegiado no ve nada punible, la jugada términa en corner que significaría al fínal el gol del Deportivo, la pregunta del millón es si la jugada se hubiera producida en el otro area se hubiera atrevido a no marcar la falta, por desgracía eso no lo sabremos nunca, aunque viendo como fue el arbitraje seguro que si la hubiera pitado.

El otro punto negativo del encuentro fue la no presencia de la mareona, en uno de los desplazamientos preferidos, pero que está vez no pudo ser ya que desde la directiva del Deportivo se les nego esa posibilidad poniendo como excusa las obras de remodelación pero como se puede ver en las fotos había muchos sitios vacios, esperamos que la directiva del Sporting tome nota y en el partido de vuelta no se les facilite entradas a las peñas y a los seguidores deportivistas, ya que donde las dan las toman.

 Las imagenes de las Gradas de Riazor, el día del encuentro ante el Sporting:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Fotos: Manolo Rosety

No hay comentarios :

Publicar un comentario