domingo, 9 de septiembre de 2018

EL DIA A DIA DEL SPORTING: DEPORTIVO- SPORTING A LAS 20:45

El Real Sporting de Gijón se enfrenta está noche, a las 20:45, al Deportivo de la Coruña, en el estadio municipal de Abanca- Riazor, encuentro correspondiente a la jornada 4 de la Liga 1/2/3. Arbitrará el partido el colegiado vasco Gorka Sagués Oscoz. La Mareona no podrá estar presente en las gradas del campo gallego, debido a las restricciones de espacio a las que obligan las obras que se llevan a cabo en el campo coruñés, motivo por el que no se ponen entradas a la venta.

Tras el entrenamiento celebrado el día de ayer, Rubén Baraja dio la lista de convocados, llevandose a 18 jugadores, tiene la sensible baja de Robin Lod que se encuentra con Finlandia, a esta perdida hay que sumar la del lateral izquierdo Roberto Canella, que todavía se encuentra lesionado, por lo que Molinero volverá, por tercera semana consecutiva a ocupar el lateral izquierdo.
A Baraja el partido de este domingo en Riazor le parece muy “atractivo. También espera que sea “exigente”, de los igualados que “se deciden por detalles”.

Echará en falta a la Mareona. “Una lástima, con lo importante que es para nosotros”, señaló el técnico, que insistió en lo relevante que había sido la afición en los dos últimos encuentros en casa.

Respecto a los lesionados, descartó a Canella, que “estará para la próxima semana”. Dejó abierta la posibilidad de Pelayo Morilla, a la espera del último entrenamiento este sábado, aunque añadió que “él ya sabe cuál es su situación y que será el rendimiento el que le sitúe al final”. En cuanto a Blackman, no quiere correr riesgos: “Estamos obligados a ir con cuidado para que una vez recuperado pueda tener continuidad”.

Considera que el Sporting sigue siendo todavía un equipo en crecimiento. Está contento del trabajo y compromiso de sus hombres, pero entiende que “todavía tenemos mucho trabajo por delante”.

El once más probable sería el formado por: Mariño, en la porteria; Geraldes, Alex Pérez, Babin y Molinero, en la defensa; Cofie, Andre Sousa y Nacho Méndez, en el centro del campo; Carmona, Alvaro Jiménez y Uros Djordjevic, en la delantera.
Por su parte el Deportivo de la Coruña debuta en casa en está jornada y lo hace con bajas muy sensibles sobre todo en la zona de ataque, dónde los problemas se le empiezan a acumular a Natxo González, que tiene las bajas de Christian Santos, que se encuentra concentrado con Venezuela, Borja Valle y Quique González, ambós por lesión. Pero como nota positiva está la recuperación de Carles Gil, que ayer en la mañana, recibio el alta médica y se suma a Fede Cartabia, que ya está totalmente recuperado.

Natxo González, entrenador deportivista, manifestó hoy en la sala de prensa de Abegondo que los veteranos de la plantilla "hablan maravillas de la afición" yq ue, tras la pasada temporada, "los que tenemos que enganchar a la gente y que se sienta orgullosa de su equipo somos nosotros, los que estamos en el verde o cerca de él". Sobre la presión del ascenso dice que la hay "por los resultados que se están produciendo, pero ahora mismo todo es anecdótico y no nos puede generar inquietud".

El once más probable sería el formado por: Dani Giménez, en la porteria; David Simón, Domingos Duarte, Pablo Marí y Diego Caballo, en defensa; Didier Moreno, Pedro Mosquera y Vicente Gómez, en le centro del campo; Krohn-Dehli; Pedro Sánchez y Carlos Fernández, en la delantera.

Ambos equipos llegán invictos a está cuarta jornada de la Liga 1/2/3, los gijoneses con siete puntos y los deportivistas con cinco, estos últimos tienen el valor de que todos ellos fueron conseguidos fuera de casa. El equipo entrenado por el Pipo Baraja no conocen la derrota ante el Deportivo en Liga desde 1998, en la jornada 19. Se reencontraron en la 2008-2009, con goleada del Sporting en Riazor (0-3) y de nuevo triunfo asturiano en El Molinón (3-2). La campaña siguiente, empataron (1-1) en A Coruña y los gijoneses se impusieron luego en Gijón (2-1), mientras que la última vez que coincidieron en Primera División firmaron las tablas tanto en Galicia (1-1) como en Asturias (2-2). 

Otro dato anecdótico es que el estadio de Abanca- Riazor tendrá un aspecto muy distinto al de otras ocasiones, debido a las obras que se acometen y que ha obligado a reubicar a más de 8.500 abonados por el cierre de varias gradas. Para este primer partido en Riazor, tras tres como visitante, el club gallego no pudo poner a la venta entradas ni tampoco enviar las que se demandaban desde Gijón para la Mareona. Los seguidores blanquiazules protagonizan colas a largo de toda la semana ante las taquillas para retirar las localidades de la reubicación para este partido ante el Sporting, como para el siguiente frente al Granada.

La obra de reparación de las cubiertas del estadio de Riazor, que se iniciaron el pasado 19 de mayo, suponen una inversión por parte del Concello de A Coruña de 7,1 millones de euros, de los cuáles asume uno la Diputación de A Coruña.

No hay comentarios :

Publicar un comentario