sábado, 5 de mayo de 2018

FINAL DE LA COPA DE CAMPEONES: SPORTING JUVENIL, 1- ATLETICO DE MADRID JUVENIL, 3 (FINALIZADO)

Día soleado y muy caluroso el que se presentó en esta mañana del sábado 5 de mayo en Ciudad Real. El juvenil A se enfrentó al Atlético de Madrid en la que era la final de la Copa de Campeones de juveniles. Los de Mareo, como locales, visiteron su habitual rojiblanca, mientras que los madrileños lo hicieron con la segunda, de color amarillo. 

Comenzó el partido con los gijoneses algo más enchufados y pronto tuvieron dos acercamientos de peligro, una entrada por banda de Abraham y un córner rematado por Juanma. En el minuto 14, gran jugada personal de Abraham, el más peligroso del partido hasta el momento, que acaba con un centro de Sandoval que despeja sin problema la defensa atlética. Minuto 21 y seguían los de Isma llevando el peligro: otra gran jugada en este caso de Morilla que acaba un centro a la frontal y César golpea desviado muy por encima de la portería rival. El Atlético contesto con un fuerte golpeo abajo que rechazó Christian Joel. Los de Isma Piñera se presentaban en esta primera media hora, muy bien plantados y con su habitual orden táctico, concediendo poco atrás y llevando peligro en ataque. A la media hora empezó a tocarle a los de Madrid estirarse un poco más y comenzaron a llegar con más peligro, hasta que en el minuto 33, un centro con banda lo remató el atacante atlético; Christian Joel lo ataja de manera espectacular, pero nada puede hacer en el rechace. El atlético se adelantaba en el marcador. Acto seguido, minuto 35, amarilla para el capitán de los gijoneses, Miguel por una falta lejos de su área. Momentos difíciles para los sportinguistas, que se veían acorralados ante la potencia atlética. Christian Joel tuvo entonces que hacer otra intervención espectacular a un remate a bocajarro. En los últimos minutos volvieron a cambiar las tornas e intentaron los locales empatar, mientras los visitantes creaban peligro con golpeos en largo. No hubo suerte para los rojiblancos y con 0-1 se llegó al descanso.

La segunda parte comenzó con una amarilla para el central atlético Montero. La falta la colgaría Morilla sin peligro. Replicaron los de amarillo con un golpeo que despejó arriba  Christian Joel. Y solo iban 2 minutos de juego. En el minuto 52, primer cambio rojiblanco, entraba Gaspar por César, justo cuando llegaba un mazazo para los de Isma: contra de los madrileños que finaliza Andy dentro de la red. 0-2 y el atlético encarrilaba el partido. Sin embargo, estos guajes no son fáciles de vencer, y tras unos minutos en los que el partido se durmió, despertaron con un golazo de falta de Sandoval en el minuto 62. Un impulso de moral para los de Mareo y el partido volvía a abrirse. El atlético movía entonces ficha en el banquillo, dando entrada a Ferreras por Joaquín, minuto 63. En el 69 Giovani entraba al campo por Borja. En el minuto 71, una pérdida atrás del Sporting lo aprovechaba perfectamente Borja en el mano a mano con el portero local. Hacían el 1-3 y se volvían a distanciar en el marcador. Minuto 72 y nuevo cambio visitante, entraba Roro por Andy. En el 76 Isma Piñera trataba de revolucionar al equipo con un doble cambio, Yoel y Toquero entraban por Juanma y Guille. Y acto seguido Óscar se iba del campo por Salido en el banquillo colchonero. Minuto 80, otro cambio sportinguista, Jordi sustituiría a Abraham. Altura para los minutos finales. Una falta en tres cuarto de campo visitante supondría la tarjeta amarilla para Gragera en el minuto 85, a la vez que Aguero entraba al campo por JC en el Atlético. La falta obligaría a Christian Joel a realizar una nueva intervención de mérito. Prácticamente ahí murió el partido que finalizó con el 1-3 que deja vencedor de la competición al Atlético de Madrid y subcampeón al juvenil sportinguista.

El análisis del entrenador del Sporting fue el siguiente: Lo primero, felicitar al campeón, el Atlético de Madrid. La final pasa por varios momentos, los goles son errores que el rival se aprovecha, que se caracteriza por hacerlo muy bien. Con 1-2 es cuando podíamos haberles hecho daño pero el 1-3 cierra la final. Lo chavales tienen que darse cuenta de lo que han hecho, llegar hasta aquí es muy dificil. Tienen que estar orgullosos de su trabajo y su compañerismo y aprender. Mañana seremos mejores que hoy. Estas experiencias vienen bien para que las manejen en el futuro, han hecho todo lo que se les pedía"

No hay comentarios :

Publicar un comentario