domingo, 15 de abril de 2018

REAL VALLADOLID, 0- SPORTING, 1 (FINALIZADO)

El Sporting celebrando el gol de la victoria de Rubén
El Sporting ganó por 0-1 al Valladolid en su campo del José Zorrilla en encuentro correspondiente a la jornada 35 de LaLiga 1/2/3. Rubén García fue el autor del tanto.

Día gris, con lluvia intermitente en Valladolid y 14 grados de temperatura al inicio del encuentro. Presencia de la siempre animosa Mareona en las gradas con más de 4.000 seguidores rojiblancos, que se dejaron notar a lo largo del encuentro. Canella por el Sporting y Moyano por el Valladolid oficiaron de capitanes. Terreno de juego en buen estado. El equipo gijonés jugó con su primera indumentaria, de rojiblanco con pantalones y medias de color azul. Al igual que hará hasta final de temporada, el equipo gijonés saltó al terreno de juego con una sudadera en recuerdo de Quini. En el minuto 9 la afición rojiblanca le recordó. Eligió terreno de juego el Sporting en el sorteo inicial. 14.000 espectadores, la mejor entrada de la temporada en el campo castellano.

Con Jony todavía con molestias, Isma López fue la gran novedad en la alineación inicial rojiblanca. El Navarro ocupó la banda izquierda por delante de Canella. Tampoco formó Guitián, dada su condición de cedido, mientras que volvía asimismo al doble pivote Sergio Álvarez tras el partido de sanción que cumplió la pasada jornada. En cuanto al dibujo táctico, Baraja matuvo el 4-2-3-1 que tan buen resultado le está dando. 

Apenas se llevaban dos minutos de juego cuando Nano Mesa se marchó por la banda derecha, se metió por el lateral del área y sirvió primorosamente a un meteórico Rubén García que se había incorporado a la boca de gol librándose de todo marcaje en su arrancada. El Sporting arrancaba el partido con el mejor pie posible (0-1).

El Valladolid mostraba sus argumentos ofensivos, pero le paraba el cuadro rojiblanco con los suyos defensivos y especialmente con la presión adelantada para no dejarle salir con el balón controlado.

En el minuto 17 se marchaba Nano Mesa en velocidad. Le cerró en falta Luismi, que vio la primera tarjeta amarilla del partido.

El Sporting dominaba el "tempo" del partido y suyas eran las acciones de mayor peligro. Despejaba el esférico la zaga pucelana y el Sporting disfrutaba de varios saques de esquina. El equipo se desdoblaba bien por las bandas y el doble pivote recuperaba balones que contaban con la presión previa de los atacantes. Se veía un magnífico equilibrio colectivo.

En la defensa sportinguista saltaban chispas entre Barba y el goleador local Mata. El árbitro les pedía calma a ambos.

El Valladolid ganaba posición a medida que pasaban los minutos y buscaba el envío en largo al área gijonesa, lo que generaba balones divididos y segundas acciones. El Sporting defendía con un 4-4-2 con ánimo de robar y salir en velocidad.

En el 38 era amonestado Jordi Calavera y en el 42 tenía que ser atendido Rubén García tras un golpe en la cabeza.

En el último minuto de la primera mitad se marchó Nano Mesa perseguido por tres defensas pucelanos. Ya en el borde del área, cuando trató de hacer un recorte, el esférico salió rachazado, lo recuperó, lo entregó a Carmona y el disparo del mallorquín lo despejó finalmente la defensa.

Esa primera mitad concluyó con un testarazo alto de Jaime Mata.

La reanudación se llevó a cabo sin cambios en el Sporting.

En el minuto 3 Nacho le dejaba el pie a Carmona y les costaba la amonestación. El cuadro gijonés salía con la batuta del partido. Se hacía con el control del encuentro.

En el minuto 12 Baraja introducía el primer cambio con la entrada de Jony por Isma López. Adelantaba la línea defensiva el conjunto rojiblanco.

El cangués centraba en el 16 y por poco no llegó de cabeza al esférico Carmona.

Una entrada por detrás a Jony le suponía la tarjeta amarilla a Moyano.

También el Valladolid movía el banquillo en el 19. Prescindía de Luismi, por el que entraba Gianniotas.

Los locales volvían a tener más balón, aunque respondía con orden el cuadro gijonés.

En el 25 a punto estuvo de sorprender Carmona a Masip, que le arrbató el balón de las botas cuando estaban ya en un mano a mano.

Baraja preparaba el segundo cambio: Pablo Pérez por Rubén. En el Valladolid el que había entrado era Toni Martínez por Hervías. Corría el minuto 32 y el partido se abría. 

Diego Mariño realiza la parada de la noche de un tramo final del encuentro en el que la Mareona se puso la camiseta y animó al equipo con el mismo talante que los rojiblancos ponían para luchar por los tres puntos.

Sergio Álvarez disparaba desde la frontal y el balón se iba fuera, pero el tiempo añadido todavía dejaba dos acciones que pudieron haber subido al marcador. En una, Barba estuvo providencial para desviar el balón que llevaba camino de la portería y Jony, en una acción de las que la ruptura lleva su sello especial, cruzó el balón tras superar al guardameta local. Ninguna de las dos acabó en gol y sirvió el que marcó Rubén García para coronar tres puntos de jerarquía de un equipo que continúa con paso firme y batiendo marcas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario