jueves, 7 de septiembre de 2017

LA ACTUALIDAD DEL RIVAL: EL REAL OVIEDO REGRESO HOY AL TRABAJO CON LA MENTE PUESTA EN EL DERBI ANTE EL SPORTING

El Real Oviedo entrenando hoy en el Requexon
Tras el encuentro de ayer frente al Numancia en el Carlos Tartiere, la primera plantilla del Real Oviedo ha vuelto esta mañana a los entrenamientos, comenzando a preparar su próximo compromiso en Liga 1|2|3 en el que visitará al Sporting de Gijón.

El cuerpo técnico programó una sesión de entrenamiento en el que los jugadores, divididos en grupos, alternaron trabajo táctico, fútbol-tenis y ejercicios de core.

La próxima jornada de trabajo está fijada para mañana, viernes, desde las 10:30 horas en el Carlos Tartiere. Coincidiendo con la festividad del Día de Covadonga, el entrenamiento se desarrollará a puerta abierta.


Miguel Linares, capitan del Real Oviedo, entrenando
Una vez concluida la sesión el jugador del Real Oviedo Miguel Linares, ha comparecido en sala de prensa. 

El aragonés ha comenzado valorando las sensaciones del equipo tras el encuentro de ayer frente al Numancia: “es una pena. Estamos fastidiados por no poder pasar, teníamos mucha ilusión y más delante de nuestra gente”. Además, a nivel personal, Miguel Linares reconoce que “en mi caso la pena es mayor por lo del penalti. Aunque también es verdad que los fallan los que los tiran. Le pegué mal, fue a dónde quería pero demasiado alta”.

Sobre el partido del próximo sábado ante el Sporting cómo puede afectar de cara a este partido la eliminación en Copa, el capitán carbayón entiende que “es un partido especial, hay que olvidarse ya de la Copa. Para la afición, y a nivel nacional, es un partido importante. Tenemos muchas ganas, queremos dar el máximo y conseguir un resultado positivo. La gente tiene ganas de derbi, te animan y te transmiten sus ganas. Hay que poner esas ganas en el campo”.

Preguntado acerca de cómo se imagina que puede ser vivir el partido del sábado, Miguel Linares cree que “se asemeja a una final de play off de ascenso pero con mucho sentimiento por el medio. El sentimiento que nos jugamos con nuestra afición es máximo, vamos a dejarnos la vida en cada jugada para que estén orgullosos del equipo. Todos hemos jugado partidos de este nivel, son tres puntos pero el estado anímico y los sentimientos es una motivación extra para el equipo”.

En cuanto a cómo puede afectar el ambiente de cara al juego del equipo, el aragonés señala que “tenemos que abstraernos del ambiente, pelear cada jugada al máximo y hacer lo que sabemos hacer. Tenemos buenas sensaciones y con eso se queda el equipo”. Además, Miguel Linares reconoce que “hay que salir enchufados desde el principio. Si no sales al cien por cien sabes que lo puedes pasar mal. Hay que salir desde el calentamiento al ciento veinte por cien. Tenemos que ser un bloque sólido, compacto, que haga las cosas bien”.

Preguntado acerca del Sporting y cómo ve su inicio liguero, el atacante oviedista entiende que “están en buena dinámica, pero nuestras sensaciones son muy buenas. Llevamos haciendo tres partidos para estar tranquilos”.

En cuanto a sí ser capitán del Real Oviedo es una motivación extra a la hora de disputar un encuentro como el del próximo sábado, Miguel Linares cree que “llevar el brazalete para mí es un honor y un orgullo. Yo necesito poco para motivarme y ser capitán del Real Oviedo es una de esas cosas que motivan”.

Finalmente, sobre lo que supondría sumar estos tres puntos, brindándole una victoria a la afición, el atacante azul asegura que “hemos jugado muchos partidos así. Sabemos que los sentimientos están ahí, contra tu máximo rival es especial, pero son tres puntos. Son iguales que los del Cádiz o Reus pero con una motivación más por lo que supone”, sentenció el aragonés.


No hay comentarios :

Publicar un comentario