miércoles, 24 de mayo de 2017

LAS COSAS DE PALACIO VAN DESPACIO

El presidente del Sporting, Javier Fernández, con los medios
Las cosas de palacio van despacio, esa parece que es la frase que marca el futuro inmediato del Sporting de Gijón según sus dirigentes.

Ya terminada la temporada, y al igual que en campañas anteriores, la planificación va demasiado lenta, con los jugadores ya de vacaciones, y con la incertidumbre de saber quien se va a encargar de dirigir la nave rojiblanca, hace que el pesimismo se vaya apoderando poco a poco de los aficionados, que no terminan de ver un proyecto deportivo ilusionante.

Para la nueva temporada el objetivo de un equipo como el Sporting no puede ser otro que el ascenso a la máxima categoría del fútbol español, y para ello se tiene que acertar plenamente en todas las incorporaciones. A día de hoy el equipo gijones cuenta con ocho bajas confirmadas, con la supuesta marcha de un cuestionado director deportivo, Nico Rodríguez, y con la duda de quien será el entrenador que capitaneara el nuevo proyecto, el actual técnico Rubi no ha dudado en ningún momento en dar un paso al frente y ofrecerse para el cargo, pero su puesto dependerá de quien ocupe la parcela de director deportivo de la entidad, puesto para el que los principales candidatos de la entidad, entre los que destaca el catalán Oscar Perarnau que era el candidato preferido por el consejo de administración, y Juanjo Lorenzo, actual director deportivo del Apoel de Nicosia y fue el que consiguio que Osasuna jugará la Champions League, además de unas semifinales de la Europa League y una fínal de la Copa del Rey, han dicho que no al proyecto sportinguista, hace que desde la planta noble de Mareo se contemplen otros nombres pero con menos experiencia, como el ex-portero Juanjo, que poco a poco va ganando enteros.

A todo esto hay que sumar que varios de los pesos pesados del equipo no ven clara su continuidad, jugadores históricos como Lora, Nacho Cases y Pichu Cuellar podrían cambiar de aires, los dos primeros por la falta de minutos y el portero por tener una ficha demasiada alta para la Liga 1,2,3 y por considerar desde la planta noble que el puesto de cancerbero está bien cubierto con Diego Mariño y Oscar Whalley. Además jugadores como Jorge Meré y Carlos Carmona tienen ofertas de equipos de la Liga Santander, y su situación dependerá de quien sea el nuevo encargado de dirigir la nave rojiblanca. 

En los próximos dias se esperan noticias, y esperemos que sean buenas, y que la próxima temporada, el descenso vivido este año se convierta en un mal sueño del cual ya los sportinguistas despertemos.

PUXA SPORTING!!!

No hay comentarios :

Publicar un comentario