domingo, 2 de octubre de 2016

DEPORTIVO, 2- SPORTING, 1 (FINALIZADO)

El Sporting perdió por 2-1 ante el Deportivo de La Coruña en su campo de Riazor en partido de LaLiga Santander correspondiente a la jornada 7.

Tras reponerse el Sporting en el marcador del tanto que le había marcado el Dépor en la primera mitad, los locales lograron el tanto de la victoria en el tiempo añadido.

Terreno de juego en perfectas condiciones. Presencia de la Mareona, que se ha dejó notar con su aliento hacia el equipo gijonés a lo largo de todo el encuentro. El Sporting jugó con su segunda equipación, de color negro con ribetes flúor. Unos 18 grados de temperatura con nubes y claros en la noche coruñesa. Sergio Álvarez y Lux oficiaron de capitanes. Quedaron fuera de la convocatoria Carlos Castro y Amorebieta, lesionado tras un fuerte choque sufrido en el último entrenamiento, del que no pudo recuperarse para la disputa del encuentro. 24.957 espectadores en las gradas.

Lesionado Amorebieta, Abelardo dio entrada en el centro de la defensa a Jorge Meré y Babin, mientras que Juan Rodríguez se estrena en una convocatoria oficial del primer equipo sentado en el banquillo. En cuanto al centro del campo, ante la ausencia del también lesionado Nacho Cases, el recurso fue Moi Gómez, con Dani Ndi intercambiado posiciones arriba.

Comenzó el duelo en el césped y también en las gradas, porque las dos aficiones contendían animando a sus respectivos equipos. Sobre el terreno de juego, las dos escuadras se mostraban intensas, intentando ponerle ritmo al encuentro con más presión que precisión.

Al saque de un córner, en el minuto 10, Cuéllar realizó una soberbia parada.

El partido no tenía dominador claro, con el balón la mayor parte del tiempo en el centro del campo en continua disputa.

El Dépor adelantaba su línea de presión. Trataba de responder el Sporting basculando a las bandas, aunque no llegaba bien al remate.

El cuadro local iba ganando posesión en un partido con muchas interrupciones.

Víctor Rodríguez y Dani Ndi intercambiaban sus posiciones.

En el minuto 34, tras un saque de falta, en una segunda acción dentro del área, el balón rechazado llegó a Borges, que empalmó inapelable el esférico a la red. Se ponía por delante el Dépor en el marcador.

Al Sporting le tocaba adelantar líneas.

En el minuto 42 Sergio Álvarez era amonestado.

El Sporting centraba balones al área, pero no acababa de encontrar el remate y con el 1-0 los dos equipos tomaron el camino de los vestuarios. Llegaba el descanso.

Abelardo mantenía para el arranque de la segunda mitad al mismo once inicial. 

Comenzaba con un disparo de Víctor Rodríguez, que detuvo Lux cumplido el primer minuto.

La Mareona alentaba a los rojiblancos, que habían salido en busca del empate.

Moi Gómez era también amonestado.
Los gijoneses habían avanzado metros y el Dépor buscaba sacar provecho de los espacios que conllevaba la disposición táctica rojiblanca.

En el minuto 9, al saque de un córner, Cuéllar volvía a realizar otra soberbia parada a una mano.

En el 11 se marchaba del terreno de juego Dani Ndi y entraba Viguera. 

Abelardo quería dotar de más remate al equipo, además de la inactividad del internacional camerunés tras su operación.

En el minuto 13 el amonestado era Jorge Meré.

Los locales jugaban más alejados de la portería gijonesa, ante lo que argumentaban lanzamientos lejanos y acciones a balón parado.

A balón parado llegó precisamente el tanto del empate rojiblanco, en el minuto 20, tras un saque de esquina que Sergio Álvarez peinó hacia atrás. El esférico entró directamente a la portería de Lux.

En el 22, segundo cambio en el Sporting. Entraba Rachid por Víctor Rodríguez.

El partido había entrado en un toma y daca por ambos lados, con continuas transiciones. Seguía la lucha, la brega y las interrupciones, con muchas faltas.

En el minuto 32, Burgui dejaba su sitio en el campo a Carlos Carmona.

Los de Abelardo combinaban bien en campo contrario en la recta final del encuentro al tiempo que la afición local se impacientaba con sus jugadores.

En el minuto 39, Isma López veía la amarilla por una falta.

El Sporting se defendía y respondía a los ataques locales, que pasaron a aumentar en los instantes finales.

Ya en el tiempo añadido, Babel chutaba a portería. Su potente disparo desde fuera del área se coló ajustado al poste. Era el definitivo 2-1 que dejaba los tres puntos en casa cuando el partido expiraba.

No hay comentarios :

Publicar un comentario