miércoles, 21 de septiembre de 2016

CELTA, 2- SPORTING, 1 (FINALIZADO)

Borja Viguera luchando por un balón en el partido ante el Celta
El Sporting jugó ante el Real Club Celta de Vigo hoy en su campo de Balaídos en partido correspondiente a la quinta jornada de LaLiga Santander.

Sporting: Cuéllar; Lora, Babin, Amorebieta, Lillo; Víctor Rodríguez, Sergio Álvarez, Xavi Torres, Afif; Viguera y Čop (Diego Mariño, Jorge Meré, Nacho Cases, Burgui, Isma López, Carmona y Carlos Castro).

Celta: Sergio; Hugo Mallo, Radoja, T. Bondonga, P. Hernández, Iago Aspas, Pione, Sixto, Wass, Sergi Gómez, Cabral y Roncaglia (Iván Villar, Marcelo Díaz, Guidetti, Naranjo, Jonny, Señe y Rossi).

Árbitro: Mario Melero López, del Comité Andaluz.

Unos 17 grados de temperatura con cielos cubiertos en Vigo. Quedaron fuera de la convocatoria de 20 que inicialmente ofreció Abelardo el guardameta Whalley y Douglas. Hugo Mallo por el Celta y Lora por el Sporting oficiaron de capitanes. Amorebieta cumplió su partido liguero número 200. El Sporting jugó con su primera equipación: camiseta rojiblanca y pantalones y medias azules. Presencia de más de un centenar de seguidores rojiblancos, desperdigados por el campo: en algunos casos, significados con pancartas de sus peñas.

Abelardo introdujo variantes en la alineación inicial rojiblanca en Balaídos, tanto en el aspecto cuantitativo como cualitativo. A diferencia de la pasada jornada, entraron de inicio Lora, Babin, Xavi Torres, Afif y Viguera, mientras que Lillo pasó al lateral izquierdo. En cuanto al sistema táctico, dispuso un 4-4-2 con Viguera y Čop arriba.

A punto de cumplirse el minuto 2 de partido, Cuéllar tuvo que emplearse con reflejos para detener un cabezazo de Cabral al saque de un córner.

El Sporting respondía con mucha presión en busca del robo, cerrando la salida del balón rival. Un ejercicio que obligaba a un gran desgaste físico, a lo que añadía un adelantamiento de líneas.

La lucha se desarrollaba en el centro del campo. Era la parcela donde se dividía el balón.

En el 21 Wass remataba alto.

El Sporting rondaba el área céltica, pero no acababa de encontrar la portería rival. En el 27 llegó el primer remate a portería, en un lanzamiento de falta directa tras una mano en el que el balón le salió fuera a Víctor Rodríguez.

El 29, una buena recuperación de Xavi Torres sirvió para meter un centro al área, en el que los rojiblancos reclamaron un agarrón. La jugada finalizó con un remate fuera de Víctor Rodríguez.

En el minuto 32 Amorebieta veía la primera tarjeta del partido.

Era un partido de brega por ambos bandos. El colegiado dejaba seguir el juego, lo que aumentaba su ritmo.

Con el empate inicial se alcanzó el descanso.

La segunda arrancó sin cambios en ambos conjuntos. Los dos entrenadores querían esperar a ver cómo se desarrollaba el encuentro tras la reanudación.

Seguiría como la primera parte, con mucho trabajo en el centro del campo en la discusión por el balón, que pasó a pies de los locales, al igual que al comienzo del partido.

En el minuto 11 Abelardo preparaba el primer cambio. Entraba Isma López por Afif. Jugador por jugador. el navarro se situaba en la banda izquierda.

El Celta no llegaba fácil, pero lograba forzar saques de esquina con los que buscar sus acciones de estrategia a balón parado. El Sporting se defendía bien por arriba.

En el 19 se adelantaba en el marcador el Celta por mediación de Hugo Mallo. En este caso la acción del saque de un córner ofreció el esférico a a ras del suelo al capitán local y así logró sacar provecho de ella.

Al Sporting no le quedaba más remedio que adelantar líneas.

El primer cambio en el Celta fue el de Marcelo Díaz, qeu suplió a Pione Sisto. Era el minuto 29 y Abelardo agotaba los suyos, dando entrada a la vez a Burgui y a Carlos Castro, por Lillo y Viguera, respectivamente.

Isma López retrasaba la posición en el lateral.

En el 32, penalti. Lo lanzó Čop a continuación y puso de nuevo el empate en el marcador.

A continuación entraba Rossi en el terreno de juego en sustitución de Wass.

En el minuto 84, el colegiado señaló penalti a favor del Celta tras un derribo dentro del área.

La pena máxima la transformó Iago Aspas con un disparo raso, ponieno de nuevo por delante a los locales.

Instantes después, Čop cayó derribado en el área galllega. El banquillo sportinguista reclamó infracción sobre el croata, pero el árbitro no lo interpretó así.

Los gijoneses lo intentaron con balones colgados al área, pero el marcador ya no se movería, al fínal Celta de Vigo, 2- Sporting, 1.

No hay comentarios :

Publicar un comentario