lunes, 29 de febrero de 2016

LA ACTUALIDAD DEL RIVAL: EL GRANADA VUELVE A LA SENDA DE LA VICTORIA, TRAS GANAR EN LA CORUÑA

Con vistas al partido del jueves, el Granada ha dispuesto una promoción especial dedicada expresamente a estudiantes universitarios que cursan estudios en la capital nazarí.

 En lo deportivo, hubo relevo en el banquillo y el equipo regresó con victoria de La Coruña.

Cuentan las crónicas que José González prometió cambio de sistema. Desde que tomó las riendas del equipo abogó por jugar más juntos, sobre todo para hacerse más fuertes defensivamente. A ello se dedicó con intensidad en los entrenamientos de preparación del partido a disputar en La Coruña. Y parece que los pupilos que saltaron a Riazor asimilaron sus enseñanzas con rapidez y con bastante fe en la apuesta del técnico. La fortuna acompañó al trabajo del nuevo inquilino del banquillo granadinista con una victoria a domicilio que supone una suerte de alivio al permitir al equipo abandonar el puesto de colista de Primera, relata El Ideal, que prosigue:

La apuesta de un dibujo más compacto cerró las líneas de ataque a los deportivistas. En las labores de contención fueron solidarios todos los peones rojiblancos que saltaron al terreno de juego, pero en el equilibrio conseguido hubo elementos destacados, caso de los dos medios centros, Krhin y Doucouré, especialmente éste último, brillante en la ocupación de terreno, en el corte y en la gestión de la pelota. Dos líneas de cuatro por delante de Andrés permitieron a éste terminar su segundo encuentro sin encajar gol. Babin volvió por Lombán en la zona central de la defensa, y cumplió con sobriedad y sin errores junto a Costa. Lópes estuvo expeditivo atrás, sin renunciar a sumarse al ataque, y Biraghi, sin completar una actuación destacable y presentando lagunas evidentes, al menos no naufragó como en otras ocasiones sintiéndose más protegido. En las labores defensivas contribuyeron todos. En el centro, a los esforzados Krhin y Doucouré, los acompañaron unos readaptados Rochina y Success, que no dejaron de seguir a sus pares por banda y de ponerse el mono de trabajo para evitar las en otras ocasiones fáciles penetraciones rivales, sin olvidar acciones ofensivas de mérito.

No hay comentarios :

Publicar un comentario