martes, 20 de octubre de 2015

SPORTING, 3- GRANADA, 3 (FINALIZADO)

El Sporting empató ante el Granada en El Molinón en partido de Liga correspondiente a la jornada 8 Un 3-3 que estuvo rodeado de toda suerte de intervalos, con una pena máxima sobre Lora no señalada, dos jugadores del Granada expulsados y un final épico. De por medio, una afición que está totalmente entregada al equipo, que se deja el alma sobre el césped.

La grada jugó su partido, dándole ánimos a los hombres de Abelardo hasta el más allá del imposible. Espectacular. El árbitro se lo agradeció de manera especial.

Partido de lunes, que cerraba la jornada de Primera División. Noche muy lluviosa tras un día también de agua continua en Gijón. Unos 15 grados centígrados al inicio del encuentro con alta humedad. El Sporting jugó con brazaletes negros por el fallecimiento del abuelo paterno del jugador Carlos Castro. Por coincidencia de colores, el Granada actuó enteramente de blanco con ribetes verdes. Los jugadores del cuadro andaluz saltaron al terreno de juego con camisetas de apoyo a Ismael, su segundo entrenador, intervenido esta semana pasada de una operación coronaria de la que se restablece satisfactoriamente. 19.905 espectadores.

Abelardo repitió el mismo equipo de la anterior jornada en Cornellá con la incorporación de Carlos Castro en la punta de ataque en sustitución del lesionado Sanabria. 

En cuanto al dibujo táctico, Abelardo mantuvo un elástico 4-2-3-1 con Jony a pierna cambiada, por la derecha, y con Halilovic en la media punta, por detrás del atacate de Ujo.

Comenzó el Sporting metiéndole intensidad al encuentro, basculando su juego a las bandas mientras el Granada presionaba su salida de balón.

La lluvia caída hacía que el terreno de juego estuviera rápido.

Un saque de banda llevó en la cabeza de Bernardo la primera a acción de peligro, preámbulo de la que llegaría a continuación, en el minuto 9, cuando Halilovic dejó en corto para Jony, que sirvió para Lora. Centró el capitán y apareció la cabeza del colombiano en el segundo palo para poner el 1-0.

Entre una y otra acción, Piti vio la primera amarilla del encuentro.

El Sporting mandaba sobre el campo y en el marcador. Triangulaba y buscaba con verticalidad la portería rival.

En el 17 Nacho Cases ponía a prueba al portero granadino, que despejó con apuros a córner.

El Sporting buscaba el segundo tanto, pero el que llegó fue el del empate visitante por mediación de El Arabi. Con el mismo terminaba la primera fase del partido.

Entró en un períod de letargo, en el que el Granada pasó a dejar menos espacios, a la vez que trataba de ganar metros y posesión.

Abelardo mandaba abrir el juego. Al Sporting le tocaba reencontrarse tras el tanto de la igualada visitante.

Biraghí veía la amarilla tras un caño de Jony.

En el minuto 41 Success ponía el 1-2 en un gran disparo cruzado. Era el peor tránsito del enfrentamiento.

El equipo granadino había marcado cuando el Sporting más mando tomaba en el partido, en acciones aisladas.

En el 43 Halilovic remataba por encima del larguero.
 
Para el inicio de la segunda mitad Abelardo dio entrada a Guerrero por Álex Menéndez.
 
El Sporting pasaba a jugar con un 4-4-2, con Jony en la izquierda y Halilovic por la derecha. Arriba, Guerrero se situaba junto a Carlos Castro.

El Sporting trataba de ponerle ritmo al encuentro.

Lopes era el siguiente en ser amonestado. Le seguía Rubén Pérez en la siguiente amarilla.

El encuentro de trababa, perdía continuidad, lo que favorecía los visitantes. El equipo gijonés no perdía nunca la cara al rival, alentado por su afición.

Pablo Pérez por Carlos Castro era el segundo cambio que introducía Abelardo.

Success era el siguiente amonestado. La quinta de los suyos.

El Sporting asumía riesgos. Estiraba líneas.

Sandoval comenzaba a mover el banquillo en busca de aprovechar sus posibles contraataques.

Lora caía en el área rival. La afición se levantaba de sus asientos. Pedía penalti por haberlo visto claro. Nacho Cases y Halilovic eran amonestados.

En el minuto 27, una carambola alojaba el balón en la portería de Alberto García. Era el 1-3.

Abelardo daba entrada a Mascarell por Sergio Álvarez.
 
El Granada nevegaba a favor del cronómetro con la ventaja en el marcador, pero el Sporting no se entregaba.

En el 36, tras superar el Sporting un contragolpe de riesgo, Lopes veía la segunda amarilla. Quedaba con 10 el Granada.

Final de epopeya
Quedaba el último acto del partido, el de la epopeya, con El Molinón volcado con su equipo.

 
Abelardo se la jugaba. Situaba arriba a Bernardo.

Halilovic ensayaba sin fortuna el disparo desde lejos.

Pablo Pérez puso en apuros al guardameta rival. Depejó como pudo la defensa. Fue Nacho Cases en el acoso rojiblanco el que puso el segundo gol rojiblanco, 2-3. Un final de infarto.

Seguía el partido y el Sporting le ponía más alma.

En el tiempo añadido el Granada se quedaba con nueve.

Achuchó el Sporting y llegó el 3-3. Tremendo. Su autor, Guerrero.

Un punto con sabor, a la heróica, luchado hasta el último segundo y demostrando que este Sporting no se rinde.

No hay comentarios :

Publicar un comentario