martes, 27 de octubre de 2015

ATHLETIC DE BILBAO, 3- SPORTING, 0 (FINALIZADO)

Minuto de silencio por Howard Kendall, ex-entrenador del Bilbao
El Sporting perdió por 3-0 en Bilbao, ante el Athletic, en su nuevo campo de San Mamés, en partido correspondiente a la novena jornada del Campeonato Nacional de Liga de Primera División.

Los locales fueron fueron justos vencedores en un encuentro que estuvo igualado hasta que el Athletic logró su primer gol. A partir de ahí se mostró superior a los gijoneses, que no tuvieron su noche.

Encuentro disputado esta temporada por vez primera para ambos conjuntos con el "balón amarillo" de invierno, que se utilizará hasta la jornada 25. El Sporting actuó con su equipación reserva, de color amarillo. En torno a un millar de seguidores sportinguistas, que se dejaron notar con sus gritos de ánimo a lo largo de todo el partido. En los prolegómenos del partido se guardó un minuto de silencio en recuerdo del exentrenador del Athletic Howard Kendall. El encuentro fue televisado en directo para 111 países de todo el mundo. 19 grados de temperatura al inicio del partido, con cielos semicubiertos y una muy ligera llovizna en los prolegómenos. Mendi debutó en el Sporting.

Como novedades, Abelardo dio entrada de mano a Isma López en el lateral izquierdo y a Mascarell en el centro del campo, con lo que el 4-2-3-1 que alterna habitualmente con el 4-4-2 se convertió en la primera parte del partido en un 4-3-3, con Nacho Cases como el más adelantado del trivote en el acompañamiento de Halilovic y Jony, situados en las bandas, y con Guerrero en punta. Esta variante la había utilizado en el tramo final del partido de Cornellá con un magnífico resultado.
 
El encuentro comenzó con mucha intensidad. La ponían los dos equipos. Sus respectivos técnicos ya habían apuntado que tenían muchas similitudes en el concepto del juego.

En el minuto 5 Jony se marchó de dos contrarios tras otros tantos quiebros. Sirvió para Guerrero, pero muy forzado el manchego, no pudo engatillar, pese a que casi llega a controlar en carrera dentro del área.

Fiel a su estilo, el Sporting jugaba sin complejos, buscando la portería rival. Se estiraba.

En las acciones a balón parado, con cabeceadores de gran envergadura en las filas locales, la concentración era máxima. Abelardo había avisado del peligro.

San José ensayaba el disparo lejano. Su potente lanzamiento, seco, se le marchaba fuera.

Defendía bien el equipo gijonés.

Uno minuto después, en el 13, Halilovic veía la primera tarjeta amarilla del encuentro.

En el 16 el croata disparaba fuera en un lanzamiento cruzado que llevaba mucho peligro.

En el 18, Aduriz metía la cabeza. Se marcha fuera el balón, pero no sin susto para la portería gijonesa.

Laporte se las tenía con Guerrero.

En el 23 Mascarell veía la segunda amonestación del encuentro.

El Sporting sufría en las acciones a balón parado por alto. En lo demás, el partdo había tenido dominio alterno y se había desarrollado igualado, incluso en cuanto a ocasiones, hasta que llegó el minuto 28, en un balón basculado a la derecha. Se metió Williams, que envió a Susaeta a boca de gol para marcar. Era el 1-0. El partido entraba en otro fase y en caso alguno favorable para el Sporting.

A punto estuvo de llegar el segundo de los locales, pero lo evitó Alberto García con una gran parada. El gol había espoleado al Athletic.

En el minuto 40, penatl contra el Sporting.

Lanzó Aduriz, detuvo Alberto a su izquierda y el rechace, de nuevo al delantero, le permitió remachar a gol y poner el 2-0.

Era el marcador con el que ambos conjuntos enfilaron el camino del descanso.

No se lo pensó Abelardo, que dispuso el primer cambio tras la reanudación. Dio entrada a Carmona por Mascarell, que estaba amonestado.

El mallorquín se situaba en la banda derecha y Halilovic pasaba a la media punta.

Tras una pérdida de balón, el Athletic comenzaba la segunda parte estrellando el balón en un poste. 

Un aviso de que ya tenía el encuentro totalmente enderezado.

Trataba de rehacerse el Sporting, de adelantar metros, pero el Athletic se mostraba incisivo y a balón parado, con mucho poderío. Se notaba la diferencia de centímetros. No obstante, no es el cuadro gijonés de los que se dan por vencido, aunque la noche no le era en absoluto favorable.

En el minuto 60 Abelardo daba entrada a Mendi. Debutaba el avilesino supliendo a Guerrero.  

La tercera tarjeta amarilla del partido era para Nacho Cases, que le supone suspensión, al ser la quinta.
No le salían las cosas al equipo rojiblanco, que se veía obligado a dejar espacios en su ánimo de irse arriba. De ello nació la acción en el minuto 67 en la que un inspirado Beñat comandó la acción que permitió a Aduriz marcar de nuevo en su partido 400 en Liga.

Tras este 3-0 Abelardo agotó los cambios. Dio entrada a Pablo Pérez por Halilovic.

Al abrigo del marcador, Valverde comenzó a introducir también cambios.

En el 75, Mendi ensayaba el disparo. Golpeó en el lateral de la red.

Aduriz era amonestado por protestar.

Los minutos pasaban y el técnico vasco agotó también los cambios en las filas locales.

El partido no tenía ya continuidad, transcurría a borbotones y con el enlace decidido desde el primer gol del Athletic. A partir de ahí, a los gijoneses no les salía nada, mientras que el conjunto vizcaíno se había puesto en manos de Beñat y Aduriz, ambos en un estado de forma extraordinaria.

Tendría una opción sin remate el Sporting en un balón perdido y sin dueño ante Iraizoz, pero estaba claro que el equipo gijonés no estaba para ello.

Incluso en el tiempo añadido, Alberto García realizó una gran estirada para evitar el que pudo haber sido el cuarto tanto local.

No fue la noche del Sporting en San Mamés.

No hay comentarios :

Publicar un comentario