domingo, 29 de marzo de 2015

OSASUNA, 0- SPORTING, 0 (FINALIZADO)

Los jugadores del Sporting saludan a la mariano al final del partido
El Sporting empató sin goles ante Osasuna en su campo de El Sadar en partido de Liga correspondiente a la jornada 31.

La lucha de los dos equipos mereció el aplauso de sus respectivas aficiones al final del partido.

El equipo gijonés pasó por momentos de sufrimiento. Fue un encuentro muy intenso, en el que ninguno de los equipos renunció a sus ambiciones en busca del triunfo.

Incidencias: el Sporting jugó con su tercera equipación, totalmente de color verde. Se guardó un minuto de silencio en los prolegómenos del encuentro por la tragedia de los Alpes. Televisó en directo Canal +, a cuyas instancias se encendió la iluminación artificial con la que se jugó. Nutrida presencia de la Mareona en las gradas de El Sadar, con unos mil seguidores sportinguistas. 14.508 espectadores en el Sadar. Cielos cubiertos inicialmente que fueron dejando paso a claros en Pamplona, con unos 13º de temperatura. Lora y Oier oficiaron de capitanes.

Pablo Pérez fue la novedad en la alineación rojiblanca en lugar de Ndi, concentrado con la Selección de Camerún.

El partido comenzó con un alto voltaje, con la afición local muy volcada con su equipo, dada su difícil posición en la clasificación. Incluso ayer y esta mañana hubo movilizaciones de apoyo con vistas al encuentro ante los rojiblancos. Con la presencia de la Mareona estaba claro que las gradas de El Sadar iban a echar humo desde el principio.

Salió con muchos ánimos Osasuna en busca de la portería rojiblanca, pero respondía con peligro al contraataque el Sporting; cada uno con sus armas, con sus potenciales para llevar el peligro al área rival.

Cumplido el minuto 7, el Sporting ya habia mostrado por dos veces sus credenciales ofensivas.

El partido era de poder a poder, sobre el césped, con mucha intensidad por ambos lados, y en las gradas, con los apoyos de ambas aficiones, animando a los suyos.

Era un en encuentro de continuas trasiciones, con muchísimo desgaste físico por ambas partes; el balón circulaba de un área a otra.

En el minuto 20 Carmona lanzaba fuera por poco al saque de una falta directa.

Era imposible mantener el frenético ritmo inicial y el partido comenzaba a posar. Ambos centros del campo comenzaban a tomar protagonismo en el desarrollo del encuentro.

El partido, en cualquier caso seguía siendo un toma y daca, con los dos equipos en busca de la victoria.

Al Sporting sólo le faltaba engarzar el juego en el ataque.

En el minuto 34 Isma López, Jony y Pablo Pérez realizaron una primorosa jugada por la izquierda, que acabó fuera en el remate cruzado del último.

En el 36 Merino veía la primera tarjeta del partido tras agarrón a Jony. Dos minutos después la veía Torres por una zancadilla.

La lucha por ambos bandos era tenaz.

Pablo Pérez reclamaba penalti en el minuto 42 cuando iba a rematar un pase desde la derecha. Adelantó su pie al del rival, que le golpeó sin darle opción a chutar. Fue clara la pena máxima.

Con el 0-0 los dos equipos tomaron el camino de los vestuarios. Había sido una primera mitad de abnegada lucha, en la que sólo las precipitaciones impidieron que se hubiera movido el marcador. No había habido especiales paradas por parte ambos porteros en esta primera mitad, aunque sí ataques de peligro, especialmente por parte sportinguista.

La reanudación arrancó sin cambios en los dos equipos. Comenzó por parecidos derroteros a como se había desarrollado la primera, con mucha intensidad en el juego en busca de ambos porterías. Ninguno de los dos equipos se conformaban con el empate.

En el minuto 9 de la reandación era amonestado Isma López.

Al saque de la falta llevó peligro Osasuna, pero salió fuera el lanzamiento de Torres.

Dos minutos después estrellaba Osasuna el balón en uno de los postes de la portería rojiblanca.

Se espoleaban los locales. Alberto sacaba por dos veces otros tantos remates con peligro de los locales.

Lo pasaba mal el Sporting y Abelardo preparaba el primer cambio. Daba entrada a Álex Menéndez por Isma López. Nada más salir vio una tarjeta amarilla.

Apretaba Osasuna. Tocaba sufrir. Al Sporting le costaba retener el balón, dar continuidad a los balones que recuperaba.

Osasuna también comenzaba a mover su banquillo con la entrada de Echaide por el capitán Oier.

Trataba de responder el Sporting al contraataque. Lo intetó en el minuto 24 Guerrero, pero ya dentro del área rival fue interceptado.

En el 27 Pablo Pérez volvía a ser el protagonista de otra acción en la que pidió penalti.

El Sporting se había sacudido el dominio, pero comenzaba a notarse el cansancio en varios jugadores.

Uno de ellos era Pablo Pérez, al que suplió Abelardo en el minuto 30 por Carlos Castro.

A poco de salir, tras zafarse de sus marcadores, el de Ujo chutó a las manos de Riesgo.

Loties dejaba su puesto a Olavide. También José Manuel Mateo, el técnico local, introducía cambios.

En el 35, a puerta poco menos que vacía, se le fue el remate a un atacante local. A continuación veía la tarjeta amarilla el lateral Flaño.

Agotaba Abelardo los cambios al dar entrada a Santi Jara por Carmona.

También agotaba los cambios el equipo local, que suplía a Cedrick. Entraba Kodro.

En el minuto 40, Carlos Castro tuvo un mano a mano con Riesgo, que resolvió el guardameta. Tuvo marchamo de gol.

El partido seguía con incertibumbre hasta el final.

Los dos equipos cruzaban sus ambiciones en medio del cansancio que dejaban los minutos transcurridos del partido.

En el 44, Alberto despejó con un paradón a córner. Al saque del mismo, el poste volvió a estar con los rojiblancos.

Al final se logró un sufrido punto en un partido en el que se cruzaron las ambiciones de dos equipos que luchan en estos momentos por objetivos diferentes.

El partido fue de poder a poder, pleno de intensidad y el espectáculo de las gradas, espectacular, con cada unos animando a los suyos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario