lunes, 23 de febrero de 2015

SPORTING, 4- MIRANDES, 1 (FINALIZADO)

Los jugadores del Sporting celebran el cuarto gol contra el Mirandes
El Sporting ganó por 4-1 al Mirandés en El Molinón en partido de Liga correspondiente a la jornada 26.

Carlos Castro, por dos veces, Carmona y Álex Barrera, que concluyó el partido lesionado lesionado en una rodilla, fueron los autores de los goles rojiblancos en un encuentro que arrancó con dos tempraneros tantos de los gijoneses para luego atravesar por diversas fases. El Sporting sentenció al contraataque. 

Incidencias: Tarde de "orbayu" en Gijón en los prolegómenos del partido. El Mirandés actuó con su segunda equipación, enteramente de blanco. Alcanzan este encuentro seis jugadores rojiblancos advertidos de sanción: Lora, Luis Hernández, Bernardo, Pablo Pérez, Juan Muñiz y Jony. Lora y Corral oficiaron de capitanes por sus respectivos equipos. 17.801 espectadores.

Lesionado Cuéllar, Alberto ocupó la portería rojiblanca en su primer partido liguero como titular esta temporada. Fue una de las dos novedades del equipo gijonés esta jornada. La otra sería Carlos Castro, que ocupó el puesto de estilete que había dejado libre la baja por sanción de Guerrero.

Arrancó el partido con una galopada de Jony, que no pudo dar servicio a la punta de ataque, donde esperaban Carlos Castro y Carmona. Apenas un minuto después, tras un robo, Ndi fue el que buscó la portería rival. El Sporting ponía la vista en la portería del Mirandés desde los primeros instantes.

Tal como había adelantado Abelardo, el Mirandés ofrecía un 4-1-4-1, al que el Sporting respondía con verticalidad y velocidad en sus acciones. Fue un inicio de acciones fulgurantes por parte de los de Abelardo.

En el minuto 10, saque de falta que buscó la cabeza de Bernardo y el colombiano, poderoso como siempre por alto, pese al doble marcaje al que estaba sometido, metió el esfético a boca de gol, donde Carlos Castro, como una ardilla, llegó para meter el balón a gol y poner por delante al Sporting en el marcador.

En el minuto 14, magnífico centro de Ndi y cabezazo a gol de Carmona. Metió las manos Razak, el guardameta del equipo burgalés, pero no pudo impedir que la inercia llevara finalmente el esférico a las mallas de su portería.

El Sporting había comenzado arrollador, espectacular.

Carlos Castro, en el 18, arrancó en busca del área rival, pero se la arrebataron en los últimos metros tras haber salvado a varios adversarios cuando buscaba dejarla a Carmona.

El partido estaba al ritmo que qusiera ponerle el Sporting, que pasó a hacer un fútbol de control, a la espera de una nueva acción de ataque favorable.

Bajaba el ritmo del partido y el Mirandés trataba de ganar metros. Cuando se acercaba a la portería rojiblanca Alberto García se mostraba seguro.

Dos cambios en el Mirandés al descanso

Carlos Terrazas, con el 2-0 en el marcador dispuso un doble cambio. Aitor, que había arrastrado problemas en la espalda durante la semana, dejó su sitio a Espín, fichaje de invierno de los burgaleses.

El otro cambio fue el Jordi Pablo, que dejó su puesto a Emilio Sánchez, quien cuajó una gran segunda mitad, ayudando a poblar la medular de los castellanos.

Álex Ortiz veía la primera amarilla del partido en el primer minuto del encuentro en su segunda mitad.

El Mirandés tenía el partido muy cuesta arriba y su entrenador quería jugarse las cartas de las que disponía ante un equipo gijonés que no estaba obligado a arriesgar. Terrazas estaba dispuesto a hacerlo, porque no le quedaba otra.

En el 54, contraataque del Mirandés, en el que Carnicer puso a prueba a Alberto García que despejó el balón, pero tocó lo justo el rechace para entregar el esférico a Urko Vera, que logró marcar.
El equipo rojiblanco necesitaba recuperar la intensidad ante un Mirandés que se hacía con el mando del encuentro.

Abelardo daba entrada a Álex Barrera por Ndi para el último tramo del encuentro. El centro del campo estaba demasiado denso y los visitantes se hacían con las segundas jugadas.

En el minuto 69, al saque de un córner, Urko Vera remató picado y el balón, tras botar, salió alto en una acción de claro peligro, que supo a empate. Marcaría el antes, lo que pudo ser, y lo que luego acabaría siendo el desarrollo del partido en su parte final.

En el minuto 72, cuando sufría el equipo con la cercanía en el marcador del Mirandés, que pisaba ya el área rojiblanco, volvió a aparecer Carlos Castro para marcar y poner el 3-1. Fue un soplo de satisfacción para la afición rojiblanca, que volvía a respirar.

Unos instantes después, el bigoleador de la vuelta dejaba su puesto al bigoleador de la ida: Carlos Castro era suplido por Pablo Pérez.

Dos minutos después, Carnicer era expulsado tras una entrada a Carmona.

Previamente, Terrazas había agotado los cambios, al dar entrada a Provencio por Álex Ortiz.

Tocaba ver pasar los minutos a la espera de nuevas ocasiones, como la que propició la incursión de Sergio Álvarez por la derecha en el minuto 83, pleno de fuerza. El balón acabó en córner.

En el 85, retornaba Hugo Fraile tras la grave lesión que superó. Entró por Jony, el "volador" de Cangas del Narcea. Uno y otro recibieron una cerrada ovación de la afición rojiblanca.

En el minuto 88, penetración de Isma López, que dejó a Pablo Pérez. Remató el "colegial" y despejó el guardameta. Un minuto después, contraataque, con Pablo Pérez y el gol de Álex Barrera. El 4-1.

Tras marcar, Álex Barrera sintió un extraño en su rodilla izquierda, que le obligó a retirarse.

Instantes después, el colegiado señalaba el final del encuentro.

No hay comentarios :

Publicar un comentario