domingo, 18 de enero de 2015

SPORTING, 1 - REAL BETIS, 2 (FINALIZADO)

Celebración del gol del Sporting está mañana ante el Betis
Está mañana en el Molinón el Sporting cayo por 1 gol a 2 ante el Real Betis, en partido correspondiente a la jornada número 21 de la liga adelante, y en la que ninguno se merecio la derrota. Hicieron falta 21 jornadas para que el equipo entrenado por Abelardo perdiera su primer partido de la temporada, y dejá el record de mejor arranque liguero, y de mayor número consecutivo de partidos sin perder en 20 partidos invictos.

Partido televisado en directo por Canal +. Mañana fría y lluviosa. Presencia de unos 800 seguidores del Betis, que protagonizaron desde ayer diversos actos de hermanamiento con aficionados rojiblancos. El colofón tendrá lugar al descanso con un acto convocado por Aficiones Unidas, que reunirá en el palco de honor del campo a las Federación de Peñas de ambos equipos y a ambas directivas. Ofician de capitanes Lora y Jorge Molina. El Betis, con camiseta verde de mangas blancas., pantalones asimismo verdes y medias blancas. 20.095 espectadores en El Molinón.

No pudo comenzar mejor el partido para el Sporting, que en el minuto 4 se  puso por delante en el marcador gracias a una gran acción de Jony, que robó, metió la quinta y dejó en boca de gol el balón para que Juan Muñiz rubricara la jugada: 1-0.
El Sporting rentabilizaba su juego de contraataque, aplicando la máxima de verticalidad tras el robo.
En el minuto 8 Cuéllar realizaba una gran parada, de reflejos, con el pie. El Betis tocaba y adelantaba metros.
Jony y Juan Muñiz permutaban las bandas.

En el 11, remate de Guerrero tras un rechace y Adán despejó a córner.
Ndi se fajaba en los balones largos que recibía y obligaba al Betis a fijar marcas. Era un continuo incordio para sus oponentes.
En el minuto 18, tras un saque de banda, el rechace llevó el balón a la frontal del área, donde Nacho Cases engatilló un disparo seco que repelió un poste.
En el 24, entrada de Molina sobre Cuéllar cuando salía a hacerse con el balón. El guardameta tuvo que ser atendido por el golpe que recibió en su rodilla izquierda.
El Betis se hacía con el balón y tocaba, a lo que el Sporting oponía orden defensivo a la espera de poder salir.
En el 33, saque de falta de Juan Muñiz. El balón parecía fácil para Adán, pero se le envenenó y tras meter la mano, se fue al poste.
En el 41, fiel a su estilo, el Sporting contraatacó en una acción en la que Ndi sirvió a Isma López. Despejó con apuros el guardameta verdiblanco.
En el 44, amarilla para Juan Muñiz en una interpretación del colegiado sobre el posicionamiento de la barrera. 
Arrancó la segunda mitad sin cambios y con el Sporting fiel a su estilo de intensidad, de recuperación y contragolpe.
En el minuto 6 de la reanudación empataba el Betis, al saque de una falta, con un testarazo de Bruno. Era el 1-1.
Tres minutos después, Ndi encaró a Adán, que despejó a córner.
Luis Hernández era monestado y Mel preparaba el primer cambio llegado el minuto 14 con la entrada de Lolo Reyes por Pacheco.
Abelardo también preparaba el primer cambio. Daba entrada a Santi Jara por Juan Muñiz.
En el 19, Cuéllar respondía con una gran parada a Ruben Castro. El balón se fue a córner, y al rechace del mismo una cañozado de Torres puso el 2-1 desde la frontal.
Cejudo veía la amarilla. A continuación también era amonestado Jordi Figueras.

Cejudo abandomaba lesionado el terreno de juego. Le suplía Portillo.

También Abelardo daba entrada a Pablo Pérez por Guerrero en el minuto 27.
Al Sporting le tocaba adelantar líneas con el marcador en contra.
Carlos Castro era el último recurso que ponía en liza Abelardo. Suplía a Isma López en el minot 32.
En el 35 de nuevo estuvo providencial Cuéllar ante Ceballos.
En el 36, Pablo Pérez tuvo una ocasión de gol muy clara, pero le salió alta, tras una jugada de ataque del equipo, en la que dejó pasar el balón Ndi.
El camerunés tuvo un cabezazo picado en el 38, en el que Adán la sacó como pudo. Estaba abierto el partido y Mel daba entrada a Rennella por Molina.
Los minutos finales fueron una lucha espectacular en busca del empate, que no llegó, pero que dejó la estela de un equipo grande y con honor, que lucha hasta la extenuación, y logró levantar al estadio municipal gijones con una afición que aplaudia a rabiar a sus jugadores, y que demostraba la unión existente en el equipo y la afición.

No hay comentarios :

Publicar un comentario