miércoles, 13 de agosto de 2014

ALBERTO SEGUIRA EN EL SPORTING ESTA TEMPORADA

Alberto García en el Molinón
Casi en un parpadeo, dentro de una jornada kafkiana, Alberto García pasó de tener un pie y medio en la Unión Deportiva Las Palmas -ayer a última hora de la mañana- a confirmar su continuidad en el Sporting -a última hora de la tarde-. El desenlace del culebrón parece ser ya el definitivo, blindado en apariencia a las modificaciones y a los cambios de última hora, según transmitió el propio protagonista en el club. El guardameta catalán seguirá esta temporada en el conjunto rojiblanco y peleará con Iván Cuéllar por la titularidad en la portería.

Alberto llegó a un acuerdo con el Sporting para la rescisión de su contrato a última hora de la mañana de ayer, pendiente tan solo de firmar la documentación y de que, a continuación, se plasmara en papel el entente verbal que tenía con la Unión Deportiva Las Palmas. Ni siquiera había viajado ya, de hecho, con el resto de la plantilla a Covadonga, aunque sí había tomado parte en el entrenamiento de la mañana desarrollado en Mareo. Incluso alguno de sus compañeros se refirió directamente a su posible cambio de aires como un hecho consumado durante la visita al Santuario. Pero, en algún momento del día, el acuerdo que se daba por hecho en Canarias se tensó. Y todo saltó por los aires.
No hay una explicación clara sobre lo sucedido en ese espacio de tiempo para que los acontecimientos viraran de forma tan radical, después de que Alberto buscara una alternativa para no verse en la misma situación de la pasada temporada, con una participación en competición casi testimonial. Desde Mareo únicamente podían explicar que el guardameta de Barcelona mantenía algunas dudas después de dar el paso, limitándose a confirmar que seguiría en el Sporting la próxima temporada.

Ultimátum en Canarias

La noticia llegaba de forma sorpresiva a Canarias a última hora del día. Aseguraban ayer desde Las Palmas que el club amarillo había fijado esta última jornada como fecha límite para que el guardameta rescindiera su contrato con el Sporting. El portero catalán, insistían, era consciente de ello y tenía un ultimátum.

Si no lo hacía, la Unión Deportiva Las Palmas se lanzaría a por Casto Espinosa, futbolista del Murcia, liberado en la nueva situación del club 'pimentonero', y que ahora parece que será el recambio a Barbosa. De todas formas, Alberto, que también manejaba otras propuestas, cerró la puerta a esta opción por su propia voluntad para seguir en Gijón. Y el club canario, con el gijonés Nico Rodríguez en la dirección deportiva, avanzaba ya en sus conversaciones con este portero extremeño, de 32 años. FUENTE EL COMERCIO.

No hay comentarios :

Publicar un comentario