domingo, 30 de marzo de 2014

U.D. LAS PALMAS, 2- SPORTING,1 (FINALIZADO)

Masoud y Sergio Alvarez luchan el balón ante la mirada de Aranda
El Sporting perdió por 2-1 en el Estadio de Gran Canaria ante la Unión Deportiva Las Palmas en partido correspondiente a la jornada 32 del Campeonato Nacional de Liga de Segunda División. Decidió un penalti inexistente, con el que logró la victoria el equipo local.

El equipo gijones con su segunda equipación, de color totalmente rojo, y con las cámaras de Canal + como testigo. Unos 20 grados de temperatura en mañana de nubes y claros en Las Palmas de Gran Canaria. David García y Canella oficiaron de capitanes. Hubo un minuto de silencio por el fallecimiento del ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez; por el ex jugador local Verde, así como por el padre de una empleada del club. No han viajado expresamente peñas sportinguistas, si bien se dejan notar sportinguistas desperdigados, ya sea porque pertenecen a la colonia asturina en las Islas Canarias o a aficionados que han viajado a título individual. Unos 17.000 espectadores, de largo la mejor entrada de la temporada.

Desde los compases iniciales Aranda comenzó a incordiar a la defensa sportinguista de "todas" las maneras. 

En el minuto 4 Lekic tuvo una ocasión de oro, clarísima, en un balón que le cruzó Lora, quien había recibido de Cristian Bustos. Solo, en plena boca de gol, vencido el portero, el serbio remató al travesaño. Le dio un bote que le obligó a echar el cuerpo demasiado hacia atrás al golpear el balón, por lo que le salió más alto de lo que hubiera querido.

En el minuto 8 Sergio Alvarez veía la primera tarjeta amarilla del partido, la quinta, que le ocasionará suspensión para el partido del próximo domingo. No pareció merecedora de ella. A lo sumo, falta. El colegiado no mostraría el mismo rasero con los locales.

En el 14 fue Sergio el que disfrutó de una gran oportunidad tras recibir de Scepovic. Su remate salió fuera por muy poco.

El Sporting estaba mejor asentado sobre el terreno de juego que el cuadro insular, al que trataba de alejar de su portería. Mientras, los canarios trataban de contagir su ritmo de juego al equipo gijonés.

El juego sufría interrupciones continuas mientras se poblaba el centro del campo. Los jugadores locales se sentían cómodos parando el juego y a la mínima doblaban la rodilla buscando la falta.

Aranda vivía un continuo pleito con la defensa sportinguista. Sus protestas al árbitro eran continuas.

Bernardo veía la amarilla y también, como Sergio, se perderá la próxima jornada por acumulación.

Momo llevaba el peligro por la banda derecha, pero su servicio acabó en un mal remate. Era el minuto 43.  

No hubo cambios en el descanso. El Sporting arrancó la reanudación basculando su juego de ataque en las bandas.

Cuando se llevaban cinco minutos Lekic volvió a tener otra ocasión muy clara para marcar. Le sirvió nuevamente Lora, tras recibir de Scepovic, pero no pudo coronar la acción, que acabó desbaratando Barbosa.

Un minuto después el que sí aprovechó la suya fue Aranda, que puso el 1-0. El balón entró entre lamentos en la portería rojiblanca por debajo del cuerpo de Cuéllar. 

El Sporting había perdonado hasta por tres vece
s; no lo hizo en la que tuvo el equipo isleño. 

Deivid por Dani Castellano era le primer cmabio en el 57. Masoud veía la amarilla.

Las Palmas trataba de relentizar aún más el juego con su ventaja en el marcador, jugando al contraataque ante un equio gijonés obligado a arriesgar.

SCepovic tendría otra buena ocasión, pero el balón le pegó en la cara a Barbosa y salió despejado. 

Sandoval disponía los primeros cambios. Se marchaban Canella y Sergio, y entraban Isma López y Carmona.

No podían desperdiciarse tantas oportunidades degol y la dupla serbia funcionó en el 68: Scepovic para Lekic y llegó el gol del empate (1-1). Lo merecía el Sporting. Esta vez Lekic culminó perfectamente la acción.

En el 72 vio la amarilla Isma López.

Los dos equipos le ponían su ritmo a sus respectivas estrategias.

Luis Hernández veía otra amarilla en el 80. 

En el 82, balón al travesaño de la UD Las Palmas y a continuación, penalti que el colegiado le señaló a Mandi, al que tam
bién amonestó. Lanzó Momo y logró el 2-1. No pareció penalti en absoluto.

Nuevos cambios en los locales: entró Apoño y posterirmente, Benja. El equipo canario ya quería tan solo que pasaran los minutos, que fueron de continuo asedio rojiblanco. Pero el balón se negó a entrar. Al fínal el Sporting perdío, pero no queda más que levantarse y volver a la lucha porque no hay que olvidar que se ha perdido otra batalla más, pero la guerra continua, la próxima batalla será contra el Cordoba en el Molinón, y tenemos que ganar, para al fínal conseguir el reto del ascenso a la Liga BBVA.

No hay comentarios :

Publicar un comentario