miércoles, 20 de noviembre de 2013

NACHO CASES EN RUEDA DE PRENSA

Nacho Cases en un partido de la Liga BBVA
El domingo espera en el Anxo Carro, el Lugo, la permanente revelación de la categoría. Temporada tras temporada, el conjunto gallego ha sorprendido por su capacidad de, bajo un proyecto modesto, codearse con los llamados a pelear por el ascenso. Nacho Cases se define como un enamorado del fútbol de los de Quique Setién: "Es el equipo que mejor fútbol practica de la Segunda División", asegura antes de recordar que una de las claves del partido pasará por la medular. "No debemos dejar que triangulen en el centro del campo. Los extremos se meten mucho para adentro para combinar en corto. Dan dos o tres toques y uno en largo para desequilibrar. Lo saben poner en práctica y es un equipo cuyo punto fuerte está en el conjunto. Están con confianza. Son muy peligrosos", subraya. Los de Sandoval intentarán sumar su primer triunfo lejos de El Molinón esta temporada ante un equipo que sólo ha cedido una derrota en los seis encuentros disputados en casa. Nacho Cases confía en que la racha de los rojiblancos a domicilio mejore porque "nos está salvando que hacemos los deberes en nuestro campo. Hay que ganar ya y espero que sea en Lugo".

Nacho Cases opta por la cautela a la hora de referirse a su renovación. El Sporting ya ha activado los contactos con su representante para presentarle una oferta para los próximas tres o cuatro campañas: "Cuando haya una propuesta formal, será el momento de valorarlo todo. Mientras tanto, prefiero no hablar". El gijonés, cuyo contrato concluye el próximo mes de junio, prefiere mantenerse al margen hasta que la negociación avance y pueda analizar detenidamente un ofrecimiento en firme. Sin embargo, lanza un pequeño guiño para invitar a acercar posturas: "Si el Sporting quiere, hablaremos detenidamente".

Los errores arbitrales le han costado al Sporting esta temporada siete puntos. Una cifra con la que el equipo podría estar líder en la clasificación. Nacho Cases reconoce que la plantilla empieza a sentirse agraviada y confía en que esta dinámica comience a cambiar. "Nos han quitado más que nos han dado. Hacen su trabajo y se equivocan, pero a nosotros nos ha tocado más de la cuenta. No podemos hacer nada, sólo esperar a que el próximo domingo acierten. Que no nos den nada, pero que no nos lo quiten", subraya. En Murcia sumó su quinta jornada consecutiva como titular, un partido del que todavía perdura la rabia por el penalti no señalado por manos de Truyols. "No dábamos crédito", afirma el canterano cuando vio que De Burgos Bengoetxea dejaba sin castigo la acción. Nacho Cases fue uno de los primeros en reclamarle al vasco y desvela algunos de los pasajes que mantuvieron durante su conversación con el colegiado. "Él decía que no lo había visto, que no había sido. No creo que haya actuado a mala fe", explica. Una justificación que lleva al gijonés a recordar que "el línea desde su ángulo sí que lo podía haber visto. Creo que tuvo más culpa el juez de línea que el árbitro".

No hay comentarios :

Publicar un comentario